ALAIN HERNÁNDEZ en «YO DONA»

Conocerle es quererle. Detrás del aspecto rudo y duro de la mayoría de sus personajes, se esconde alguien muy sensible que dejó una vida acomodada y muy resuelta por lograr el sueño de ser actor. Llegó a la profesión a una edad madura, pero ha hecho todos los méritos para quedarse en ella. En los próximos meses va a ser «el perejil de todos los estrenos». Acaba de rodar la serie «El accidente» (T5), «La catedral del mar» (A3), estrena «Que baje Dios y nos vea» y rueda «Solo». Y todo «con permiso» de su perro Trastu, el auténtico amor de su vida…

http://www.elmundo.es/yodona/lifestyle/2017/09/06/5989cb6a22601d415a8b462d.html

css.php