ALBERT RIVERA en “YO DONA”

Le ha tocado en suerte manejar la política con mano izquierda. Imposible negar su habilidad para gestionar con paciencia, temple y buena dosis de correcciónalgunos gestos de intolerancia o falta de respeto, que no se podrían ni admitir en un entorno privado. Pudo haber sido un gran nadador o triunfar en el waterpolo, pero eligió una profesión en la que se autoexige ser honesto y leal a unos principios que no está dispuesto a traicionar. Despistado y buen conversador a partes iguales, Albert Rivera es un hombre afable y con una capacidad de seducción en la amistad muy adictiva. Siempre digo que, cuando le conoces, te conviertes en incondicional.

http://www.elmundo.es/yodona/lifestyle/2017/08/01/596f813cca4741e5088b45e1.html

css.php